El Poder del Ayuno Y La Oracion

(Parte 2)

Carlos Ospinal

00:00 / 1:09:02

OBJETIVOS:

Que Crean que: El ayuno y la oración son un arma poderosa que nos ha dejado el Señor para vencer contra el enemigo.

Que hagan: que ayunen y oren conociendo los beneficios que podemos obtener.
 

ANTECEDENTES:

La semana pasada hablamos sobre el Poder del Ayuno y la oración. Y nos detuvimos en el caso de la reina Ester cuando tuvo que convocar a todo el pueblo judío que estaba en cautiverio  durante el gobierno del rey de vasto imperio Persa Asuero. Y que por culpa del malvado gobernador Aman, el rey decretó una orden que ponía en grave peligro de todos los miles de judíos para destruir, asesinar y aniquilar a todos los judíos, jóvenes y ancianos, mujeres y niños, en un solo día que habitaban el vasto imperio de 127 provincias desde la India hasta Etiopía.

 

Ester, siendo reina de origen judío y esposa del Rey Asuero pide que oren y ayunen por tres días (Ester 4:16), antes de presentarse al Rey con riesgo de morir si se presenta sin ser llamada. Ella finalmente logra obtener el favor de Rey y no solo hacer colgar al malvado Aman, enemigo de los judíos sino que hace que el rey dicte un nuevo decreto que permite a los judíos defenderse en el día señalado para su destrucción. Y al final todo ese mal que convirtió en victoria para los Judíos, y desde entonces se celebra la fiesta del Purim en Israel hasta el día de hoy en el mes de Adar, que cae aproximadamente entre los meses de Febrero y Marzo de cada año.

 

Este año se celebró desde el atardecer de Marzo 16 hasta el atardecer del 17 de Marzo. Es considerada como el “carnaval judío” donde se realizan obras de teatro, parodias, concursos de belleza y se recitan cánticos. Es costumbre la preparación de unos dulces especiales, llamados “Orejas de Aman” (hamentasjén); unas galletas triangulares rellenas de fruta.

 

En el nuevo testamento, también revisamos cuando los primeros discípulos ayunaron y oraron antes de enviar a Pablo (Saulo) y Bernabé en su ministerio apostólico a Grecia.

 

Hechos 13:2  Mientras ayunaban y participaban en el culto al Señor,  el Espíritu Santo dijo:  "Apártenme ahora a Bernabé y a Saulo para el trabajo al que los he llamado." 3  Así que después de ayunar,  orar e imponerles las manos,  los despidieron.

 

 

Hicimos referencia a la porción bíblica en Mateo 17:21  cuando en la versión Reina Valera del 60 se menciona que hay genero de demonios que solo pueden ser expulsados de una persona con oración y ayuno.

 

(Mateo 17:21)  “Pero este género no sale sino con oración y ayuno”. RV60

 

Hoy continuamos esta segunda enseñanza del estudio del Poder del Ayuno y Oración, como (1) parte natural de la vida del Cristiano, (2) Sus Propósitos y (3) los Resultados del Ayuno.

 

Revisemos nuevamente el concepto del ayuno, para los que no estuvieron aquí la semana pasada:

 

Porque el ayuno?

En nuestra vida diaria enfrentamos batallas espirituales, es decir que solo se pueden pelear con armas espirituales (Efesios 6:12).

Hay demonios ocultos en nuestra vida que son más malignos, más fuertes, más tercos, de mayor rango, capacidad e inteligencia que fueron asignados para no dejarnos conquistar ni recibir las bendiciones que Dios estableció para nosotros.

Entre más tiempo haya estado un demonio en mi familia o en mi vida, es más difícil de remover porque sus raíces han corrido sumamente profundo. Sin embargo, el plan de Dios para nuestras vidas es que seamos fructíferos, que nos multipliquemos, que avancemos, que conquistemos, que caminemos en lo sobrenatural bajo la guía de su Espíritu, que seamos instrumentos de su poder en la tierra siendo testigos de sus manifestaciones de milagros, sanidades y multiplicación.

 

Así que, para desalojar de nuestra vida al enemigo se requiere de fe y el ayuno nos ayuda a vencer la incredulidad y nos aparta de lo que nos distrae de la tarea de orar e interceder por una causa.

 

Como dije hace un momento, a través del ayuno se podrán enfrentar esos tipos de fortalezas demoníacas; Jesús les dijo a sus discípulos (Mateo 17:21) que la combinación de dos armas: oración y ayuno, es la combinación sobrenatural que nos ayuda a tener avances, liberación y avivamiento.

Que es el ayuno?

EI ayuno Bíblico es un arma espiritual que consiste en privarse o abstenerse voluntariamente de

alimentos con el propósito de buscar la presencia de Dios y tener comunión intima con ÉL. No es

simplemente dejar de comer para perder peso o para ser visto por los hombres. Es un arma de guerra espiritual para traer rompimiento y victorias en nuestras vidas. Uno de los beneficios de ayunar es que remueve el corazón de piedra y nos hace sensibles a la presencia de Dios, ya que la carne mengua y el espíritu crece. La Biblia dice:

 

“Porque ésta desea lo que es contrario al Espíritu,  y el Espíritu desea lo que es contrario a ella.  Los dos se oponen entre sí,  de modo que ustedes no pueden hacer lo que quieren." Gálatas 5:17.

 

INTRODUCCIÓN:

Detengámonos a pensar sobre este asunto a la luz de la Palabra de Dios:

• "Desearía tener la fe de Josué, quien hizo que el sol se detuviera".

• "Desearía ser como Pedro, que cuando su sombra caía sobre las personas éstas eran sanadas

• Pablo, cuyas ropas hacían que las personas que las tocaran fueran sanadas o liberadas".

• "Te gustaría ser como Juan, quien recibió la revelación de Dios, del Apocalipsis".

 

Admiramos a estos creyentes, pero no nos damos cuenta del por qué tan tremendo poder espiritual fue manifestado en sus vidas.

Ese poder era manifestado porque ellos se comprometieron a las altas normas de la práctica de su fe para que Dios pudiera usarlos para cumplir Sus propósitos.

De acuerdo con esto, la oración y el ayuno eran parte normal de sus vidas.

• El ayuno es uno de los pilares de la fe cristiana.

• Es mencionado en un tercio de las Escrituras, tanto como la oración.

• La mayoría de los creyentes colocan el ayuno en el fondo de su experiencia como creyentes.

Muchos consideran que la práctica regular del ayuno es casi fanática.

En el pasado. El ayuno era visto como de mucho valor e importancia en la iglesia cristiana.

Hoy en día ha llegado a ser un arte perdido.

Se enseña y se practica poco sobre el ayuno que ya no lo entiende ni los que decimos ser cristiano, especialmente los nuevos cristianos que apenas llegan al cuerpo de Cristo.

Ellos no oyen o ven a creyentes maduros ayunando, entonces ellos concluyen que es algo que tiene una importancia histórica solamente.

En la actualidad, cuando traemos a colación el tema del ayuno entre los creyentes, ellos inevitablemente tienen muchas preguntas:

• ¿Debería ayunar todo creyente?

• ¿Hay alguna virtud en el ayuno?

• ¿Cómo el ayuno edifica nuestra vida de oración?

• ¿Ayunar significa solamente abstenerse de comer?

• ¿Cuándo debemos ayunar?

• ¿Puede una persona ayunar y no orar?

• ¿Cuál es la importancia espiritual del ayuno?

En nuestro caso, ya lo hemos experimentado y lo venimos practicando. El ayuno ha sido parte de nuestro estilo de vida por los últimos 14 años para el desarrollo de los Retiros de Sanidad Interior de UMC, para alcanzar las victorias en el Señor en estos retiros.

En primer lugar hay que entender que:

I. EL AYUNO ES PARTE NATURAL DE LA VIDA CRISTIANA

El ayuno debería ser una parte natural de la vida de un creyente. De la misma forma que practicamos los hábitos de leer la Biblia y de orar, debemos también practicar el hábito de ayunar.

La oración y el ayuno son partes iguales de un mismo ministerio encomendado por nuestro Señor Jesucristo.

Sobre la oración, Jesús dice:

Mat 6:5   "Cuando oren,  (El énfasis fue añadido). Él no dijo, "Y si oras", sino "Y cuando ores...”. no sean como los hipócritas,  porque a ellos les encanta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas para que la gente los vea.  Les aseguro que ya han obtenido toda su recompensa.

Mat 6:6   Pero tú,  cuando te pongas a orar,  entra en tu cuarto,  cierra la puerta y ora a tu Padre,  que está en lo secreto.  Así tu Padre,  que ve lo que se hace en secreto,  te recompensará.

Sobre el ayuno, Jesús dice más abajo en el mismo pasaje:

 

Mat 6:16   "Cuando ayunen,  "Cuando ayunen", el énfasis fue añadido). no pongan cara triste como hacen los hipócritas,  que demudan sus rostros para mostrar que están ayunando.  Les aseguro que éstos ya han obtenido toda su recompensa.

Mat 6:17   Pero tú,  cuando ayunes,  perfúmate la cabeza y lávate la cara

 

Al igual que la oración no es opcional para el creyente, el ayuno tampoco es opcional.

Es una expectativa natural de Dios en Su pueblo. En otras palabras, Cristo nos está diciendo aquí, "si Me amas, orarás y ayunarás".

Hay momentos en que el Espíritu Santo se moverá en una persona o en un grupo de personas y sobrenaturalmente les dará un deseo por ayunar.

• Pero, la mayoría de las veces, el ayuno es un acto de nuestra fe y de nuestra voluntad.

• Es una decisión que tomamos basados en nuestra obediencia a Cristo.

• Aunque queramos comer, temporalmente elegimos no hacerlo porque amamos al Señor.

Ahora, Cual es el propósito del ayuno?

II. EL PROPÓSITO DEL AYUNO

• Es una forma de Humillarnos delante de Dios

• De buscar el rostro de Dios

• Recibir revelación.

• Buscar guía y dirección de la voluntad de Dios (en la toma de alguna decisión)

• Cuando hay crisis en nuestra vida (Salvación de un pueblo, o un familiar inconverso.)

• Pidiendo ayuda para sostener una carga (algún problema familiar, de salud, problema financiero, problema en el trabajo o negocios)

Que conlleva el verdadero ayuno?. Conlleva lo siguiente:

1. (primero) Buscar a Dios

El ayuno es una gran oportunidad de apartar un tiempo para buscar el rostro de Dios.

• Esto quiere decir abstenerse de las otras cosas en las que encontramos placer con el propósito de entregarle a Dios todo nuestro corazón en oración.

• Cuando oramos y ayunamos, le estamos diciendo a Dios, "mi oración y las respuestas que busco son más importantes que mi placer en el comer".

 

2. (segundo) Poner a Dios en primer lugar.

El ayuno significa poner a Dios de primero

• Enfocar toda su atención en ÉL solamente-no en sus dones o bendiciones, sino en Dios mismo. Esto le demuestra a Dios cuánto le amamos y le apreciamos.

En el ayuno llegamos a un punto de intimidad con Dios. Dios se revelará a Sí mismo sólo a las personas que quieren conocerle. Él dice:"

“Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón”. Jeremías 29:13.

• Cuando ayunamos, eso indica que queremos estar con Dios más que cualquier otra persona

• Cuando ayunamos le demuestras que es más importante que tu negocio o tus ocupaciones.

• Nuestro ayuno le demuestra a Dios que Él es primero en nuestra vida.

• Es un determinado compromiso con ÉL. Si le decimos a Dios…

"Oh, Señor, quiero ver Tu rostro", mientras tu mente divaga…Dios te diría…

"Yo no puedo mostrarte Mi rostro cuando tú no me miras a Mí".

Ayunar significa que lo único que nosotros deseamos es a Dios.

• Que lo queremos sólo a ÉL.

• Esto no es asunto de que intentemos sacarle algo a Dios.

• Es un asunto de tratar de llegar a Dios.

• Que cuando nos encontramos cara a cara con Dios, descubrimos que todo lo que necesitamos proviene solamente de ÉL.

3. (tercero). Crear un ambiente Efectivo para orar

  • El ayuno es un tiempo para fomentar un ambiente sensible para que la oración obre. Cuando leemos en la Biblia acerca del ayuno, notamos que ésta palabra siempre va acompañado de la palabra oración.

  • En el Antiguo Testamento, las personas ayunaban juntamente con una oración sincera en tiempos de lamento y arrepentimiento.

  • También fue usado como un punto de liberación de varias situaciones. A menudo, cuando el enemigo desafiaba al pueblo de Dios, los israelitas se comprometían a cumplir con varios días de ayuno.

  • Ellos dirían algo así, "ayunaremos hasta que el Señor nos diga lo que debemos hacer". El Señor respondía, les daba una estrategia y ellos ganaban la batalla.

  • Por consiguiente, el ayuno añade a nuestras oraciones el ambiente para que Dios obre y nos de la victoria en cualquier circunstancia. Gloria a Dios!!

  • El ayuno nos permite ver el cumplimiento de la Palabra de Dios y sus propósitos para con nosotros individualmente y como parte del cuerpo de Cristo en general.

  • El ayuno también conlleva el…

4. Interceder por los demás

El ayuno es una forma de interceder por los demás.

• En la mayoría de los casos bíblicos, cuando una persona o varias personas ayunaban, esto era a favor de las necesidades de los demás, ya sea que fuere un problema o la situación familiar.

Ellos ayunaban para que DlOS interfiriera en sus circunstancias.

• Creo que aquellos que ayunaban también se beneficiaban por su obediencia en el ayuno. No obstante, el propósito principal del ayuno es bienestar de otros. O todos en su conjunto como vimos en el caso de la Reina Ester.

• El ayunar va más allá de un simple orar, y ayunar algunas veces nuestras oraciones pueden ser bien egoístas. Congregacionalmente hablando hay que evitar que el ayuno y la oración sea sólo por lo que el que ayuna y ora quiere o necesita.

• El ayuno lleva la oración a un plano completamente diferente. Por ejemplo, cuando Jesús estaba por empezar Su ministerio, vemos el precio que tuvo que pagar, el cual fue de cuarenta días y cuarenta noches de ayuno. Como dice en Lucas 4:1

 

El Ayuno de Jesús:

Lucas 4:1  Jesús,  lleno del Espíritu Santo,  volvió del Jordán y fue llevado por el Espíritu al desierto. 2  Allí estuvo cuarenta días…..  No comió nada durante esos días.

 

¿Cual era el motivo para que Jesús ayunara y orara?

  • ÉL necesitaba consagrarse para la difícil tarea de cumplir con el propósito de DlOS para redimir el mundo.

  • ÉL sabia que tenia que escoger a 12 discípulos y que debía enfrentar el reto de la muerte en la cruz.

  • Sabia que necesitaba de todo el poder del Espíritu Santo para hacer milagros y prodigios para vencer toda incredulidad.

  • ÉL sabia que debía enfrentar amenazas de muerte antes de que se cumpliera el tiempo y necesitaba mucha protección angelical, para el plan de salvación no fuera truncado.

  • Sabia que también iba a enfrentar pruebas y tentaciones por su naturaleza humana.

  • Por eso, Jesús sabia que para vencer y lograr su objetivo, ameritaba no solo orar, sino también ayunar intensamente por esos 40 días.

 

III. RESULTADOS DEL AYUNO

• Necesitamos entender el valor e importancia de alejarnos de la necesidad física de comida y llenarnos de Dios.

• El ayuno nos permite incrementar nuestra capacidad espiritual.

• El ayuno ejerce disciplina sobre nuestros apetitos físicos.

• Lleva al cuerpo a sujeción de lo que el espíritu desea.

• Somos espíritus, pero vivimos en el cuerpo. La mayoría de las veces nuestros cuerpos nos controlan.

• Cuando ayunamos, nuestro espíritu incrementa el control sobre nuestro cuerpo.

a) El ayunar nos permite disciplinar nuestro cuerpo para que este llegue a ser un siervo del Señor y no el amo de nuestro espíritu.

b) Nuestro cuerpo comienza a obedecer a nuestro espíritu y no a sus propios impulsos y hábitos.

c) El ayuno no cambia a Dios; nos cambia a nosotros, y, transforma nuestras oraciones.

Al experimentarlo, nos vamos a dar cuenta del inmenso poder que fluye por medio del ayuno!!. Gloria A Dios!.

 

El ayuno, por tanto, nos permite:

1) (Primero), Oír de Dios

Primero, el ayuno nos permite recibir guíanza, sabiduría, instrucción y conocimiento de parte de Dios.

Cuando Moisés subió al Monte Sinaí, él buscaba la voluntad de Dios para el pueblo israelita; Dios lo llevó a un ayuno de cuarenta días. Al concluir este ayuno, Dios le dio una poderosa revelación-la Ley, con sus Diez Mandamientos.

• La cual muchas naciones han usado como el fundamento de sus sociedades.

• Todos nuestros códigos penales están basados en la Ley que Moisés recibió durante sus cuarenta días de ayuno.

• Así de poderoso fue ese ayuno.

a) Cuando ayunemos, Dios nos hablará. Recibiremos una revelación de parte de Él

b) Cuando ayunemos, el tiempo que podamos ocupar en nuestras comidas debemos ocuparla en la oración y lectura de la Biblia, para que escuchemos lo que Dios quiere decirnos.

c) Es asombroso pensar en cuántas horas al día se utilizan normalmente para comer. Planificar las comidas, hacer las compras, cocinar, comer y limpiar, todo esto consume mucho tiempo. Pero,

o Cuando ayunamos, todo ese tiempo está disponible para que busquemos de Dios.

o Dios siempre ha deseado una relación cercana con nosotros.

o Durante un ayuno, hay tiempo para que empecemos a desarrollar una verdadera intimidad con Dios.

 

También el ayuno nos permite:

2) (Segundo) Tener Poder de Dios

El ayuno nos permite recibir la llenura del poder de Dios para el ministerio. Algunas veces la oración no es suficiente para lograr los propósitos de Dios. Recordemos por lo aprendido que,

• La Biblia cuenta de un hombre cuyo hijo estaba poseído por los demonios. Los discípulos de Jesús trataban de echar fuera ese demonio, pero el demonio se reía de ellos. ¿Por qué? Ellos no estaban preparados. Entonces Jesús llegó y echó fuera ese demonio.

• Los discípulos apartaron a Jesús y le preguntaron por qué ellos no habían podido liberar al joven.

Su respuesta fue, «este género no sale sino con oración y ayuno" (Mateo 17:21 RV60).

• Cristo pudo echar fuera el demonio al que se enfrentaba porque ÉL  había pasado cuarenta días preparándose para el ministerio por medio de ayuno y oración, y, debido a que ÉL continuaba orando y ayunando regularmente.

3) Alcanzar La Protección de Dios:

En tiempos de la reconstrucción del templo para la  restauración de la adoración y la reconstrucción de los muros de Jerusalén con Esdras y Nehemias tenemos un relato en el que se acude a la oración y al ayuno para vencer los obstáculos de enemigos que se oponían a esta restauración después de 70 años de cautiverio:

 

Vemos en:

Esdras 8:21  Luego,  estando cerca del río Ahava,  proclamé un ayuno para que nos humilláramos ante nuestro Dios y le pidiéramos que nos acompañara durante el camino,  a nosotros,  a nuestros hijos y nuestras posesiones.

22  En realidad,  sentí vergüenza de pedirle al rey que nos enviara un pelotón de caballería para que nos protegiera de los enemigos,  ya que le habíamos dicho al rey que la mano de Dios protege a todos los que confían en ÉL,  pero que Dios descarga su poder y su ira contra quienes lo abandonan.

23  Así que ayunamos y oramos a nuestro Dios pidiéndole su protección,  y ÉL nos escuchó.

Si estamos pasando por problemas y amenazas de muerte, enfermedad o persecución, es hora de ayunar y orar, para que así como con Esdras, alcancemos la protección de Dios.

Ahora te pregunto:

  • ¿Alguna vez has asistido a un servicio de adoración y no has sentido deseos de adorar a Dios?

  • ¿Alguna vez le has dicho a Dios que deseabas sentir más de Su poder?

 

Puede que te haya sentido así porque ha estado alimentando tu carne y descuidando tu espíritu.

De nuevo, aunque Dios creó nuestros cuerpos físicos para que necesitaran alimento, ÉL quiere que sean controlados por nuestros espíritus.

 

IV CONCLUSIÓN:

 

Qué logramos al ayunar y orar?

 

  1. Se romperá el espíritu de pobreza y preparará el camino a la prosperidad.    

  2. Se romperá el poder del espíritu de temor.   

  3. Se romperá la fortalezas que nos roban la santidad, como la impureza sexual.        

  4. Se romperá el poder de la enfermedad.        

  5. Libera la protección divina.       

  6. Puede resultar en oraciones respondidas.     

  7. Libera la dirección divina.         

  8. Rompe maldiciones generacionales.    

  9. Nos da victoria en medio de situaciones de desventajas, al ayunar Dios pelea por nosotros.

  10. Rompe potestades de orgullo, rebelión y hechicería.

  11. Nos devuelve el gozo y la presencia de Dios.

  12. Se libera el poder del Espíritu Santo para obrar milagros.

 

REFLEXIÓN:

  • En qué áreas de tu vida has sentido que aún no se han roto cadenas?.

  • Qué actitudes has tenido al ayunar?.

  • Lo has hecho con la intención correcta?.

 

MINISTRAR EN ORACIÓN

  • Pedir a Dios que quebrante toda duda e incredulidad respecto al ayuno.

  • Pedir al Espíritu Santo que nos de la fuerza y la constancia para ayunar.

  • Pedir el querer como el hacer para llevar a cabo el ayuno.

 

 “Así que dirigí mis ruegos al Señor Dios, en oración y ayuno”. Daniel 9:3 (NTV).