top of page

Resumen de Génesis

Actualizado: 22 may 2020


GÉNESIS – Bereshit- “El Comienzo” Entendiendo el Origen. En el libro de Génesis aprendimos acerca del proceso de nuestra actual identidad como hijos de Dios. Dios creó el hombre para reinar con Él eternamente. Desde el comienzo Dios preparó un lugar para Él habitar con sus hijos. Preparó primero un Paraíso donde se comunicaba directamente con el hombre cada día. El hombre pecó; y mas adelante con Noé, Dios decide destruir la creación que estaba corrompida y darle un respiro, un nuevo comienzo. Noé significa “Alivio” Dios entonces prepara un sitio: El Arca, para apartar a Noé, quien no se había contaminado y en donde podía habitar mientras la creación era restaurada. Dios mismo dio las instrucciones del Arca. De la descendencia de Noé, de su hijo Sem, escoge a Abraham, que por su fe merece la promesa de parte de Dios de ser el padre de una familia que será para siempre la familia de Dios. Su pueblo Israel. Aplicandolo a nuestra vida _ Dios nos creó a Su imagen, haciendo diferencia con el resto de la creación (1:1 -2:3) Serémos atacados en nuestra autoestima por otros, pero tenemos la seguridad de nuestra dignidad y nuestro valor porque fuimos hechos a la imagen de Dios. _ Adán y Eva fueron creados sin pecado. Pero al decidir desobedecer, se convirtieron en pecadores (2:4 – 5:32) El pecado tiene poder destructivo y consecuencias generacionales. Cada vez que enfrentemos una decisión, debemos seguir el plan de Dios. Así nuestra vida tendrá propósito y obtendremos lo mejor de ella. _ Noé fue salvado al entrar en el Arca de Salvación, porque tuvieron fe y obedecieron. (6:1-11:32)

Jesucristo es el Arca de Salvación. Si creemos en ÉL, seremos protegidos de la muerte eterna. _ Abraham fue probado en su fe muchas veces. Decidió creer en Dios y en la promesa de que sería guiado por Él. Ahora todas las familias de la tierra son bendecidas por su obediencia (12:1 – 25:18) Nuestras decisiones y lo que hacemos, trae consecuencias que pasarán a las siguientes generaciones. Pensemos cuidadosamente cada decisión y busquemos la dirección de Dios siempre. _ Isaac fue paciente, obediente y aprendió a confiar su futuro a Dios. Isaac transmitió la fe a sus hijos, bendiciondoles con las promesas de Dios hechas a Abraham su padre (25:19-28:9) Debemos ser pacientes con nuestros procesos, y disponernos a hacer la voluntad de Dios, porque Él cumplirá su promesa de bendecir nuestras familias si creemos. _ Jacob aprendió la dependencia de Dios. Al principio confiaba en sus propias fuerzas, en sus recursos y en sus riquezas, pero al tener varios encuentros personales con Dios, confirmó su relación con Él. Aprendió a no hacer nada sin la aprovación de Dios. (28:10-36:43) Nuestras intenciones, deseos y acciones, deben ser sometidas a los planes de Dios antes de ejecutarlos. Y después de ser aprobados por Dios, debemos trabajar arduamente y con determinación para cumplir Su voluntad. Es una vida de servicio obediente. _ José fue conocido por su integridad, sabiduría y porque Dios estaba con él. Pero antes no fue así. José fue presumido, confiado en sí mismo, creyéndose el favorito. Pero Dios le enseña la humildad y la sabiduría a través del sufrimiento. José no se queja por el sufrimiento, todo lo contrario lo canaliza confiando en que Dios le ayudará a salir en victoria de su situación (37:1-50:26) Cuando enfrentemos una dificultad, adoptemos la actitud de José, porque Dios todo lo usa para bien. Si confiamos en Dios, Su Presencia estará con nosotros.

34 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page