el poder de la fe corporativa

Carlos Ospinal

00:00 / 1:18:00

ANTECEDENTES:

La semana pasada estuvimos estudiando por la palabra que nosotros los creyentes hijos de Dios, nacidos de nuevo en Jesucristo, somos gente extraterrestre. Es decir, que a diferencia del resto de terrícolas, nosotros no caminamos por vista sino por fe. Pero no una fe ciega, sino en una fe con visión. Es decir, puestos los ojos en Dios atraves de su hijo Jesucristo nuestro salvador..

Los primeros habitantes de america que llegaron de Europa, se le conoce con el apelativo de Los Conquistadores…Fueron gente que se abrió camino frente toda adversidad, y convirtieron toda esta jungla americana en una tierra llena de edificios, carreteras, puentes, escuelas, hospitales y todo tipo de industria.

De mismo modo, todos los que estamos aquí, hemos nacido para ser campeones y conquistadores. Y que el haber llegado a éste país, la primera potencia del mundo, es una muestra de lo que hemos sido capaces de hacer y lo que aun nos queda por hacer para alcanzar nuestro máximo sueño.

Vimos como todo está relacionado y se fundamenta en la fe.

  Concluimos que para avanzar debemos:

  • Soñar en grande (apuntarle a las estrellas pero primero hay que pegarle a la luna. Los sueños deben pasar por un proceso, de desarrollo y madurez. Pero ante todo nunca perder la fe en alcanzar esos sueños. Aprendimos que para que ocurran los milagros en nuestra vida, y así como Ana la madre de Samuel, en la biblia, primero debemos: 

    • Creer,

    • Levantarnos de la duda,

    • Seguir nuestro camino hacia la meta,

    • Recuperar el sentido de vivir, 

    • Mejorar nuestra actitud hiciendo a un lado las emociones negativas.

 

Este proceso de fe nos conducirá al éxito. Para que caminemos por fe y no por vista, llamando a las cosas que no son como si ya fueran (2ª Corintios 5:7/Romanos 4:17).

Y que agarres el teléfono espiritual y marques el 911 del cielo, el número de emergencia celestial: 3:33 de Jeremías. Que dice:

3 “Clama a mí y te responderé, y te daré a conocer cosas grandes y ocultas que tú no sabes”.

INTRODUCCION:

Hoy continuaremos esta reflexión acerca de la fe, pasando de aquella fe individual que cada uno de nosotros debemos tener para caminar por fe y no por vista, a una fe mucho mas fuerte y poderosa. Una fe que nace del amor y la compasión por el necesitado. Aquella que debe reflejar la obediencia al segundo mandamiento mas importante después de amar a Dios en primer lugar. Y es el amor al prójimo (Mateo 22:39).

Cada uno de nosotros tenemos una medida de fe diferente. Y cada uno recibe de Dios, de acuerdo a esa medida de fe.

Pero que tal si sumamos esas diferente medidas de fe para un mismo objetivo?. Haremos juntos una gran fe…..algo que hoy llamaremos: El Poder de la Fe Corporativa.

DESARROLLO:

Hablar de Fe Corporativa suena extraño para los estudiosos de la biblia, porque esa palabra no existe como tal en la biblia. Y es cierto, pero si miramos la definición de la palabra “Corporativo”, en el diccionario, vemos que si existe en su contexto. Dice así el diccionario:

“que pertenece a un organismo cuyos miembros tienen fines comunes”.

Entonces a partir de esa definición una Fe Corporativa es una fe del cuerpo de Cristo (la corporación), cuyos miembros tiene en común creer en el poder de Dios y sus promesas escritas en su palabra para el bien de sus miembros, como dice Filipenses 2:2

2 completen mi gozo a fin de que piensen de la misma manera, teniendo el mismo amor, unánimes, pensando en una misma cosa.

ILUSTRACION:

Voy a llenar esta bolsa con diferentes medidas de fe, representadas en estos granos de arroz. Y le voy a pedir a varias personas que vengan y me llenen esta bolsa plástica transparente con la cantidad de arroz que tienen 5 personas en sus bolsas transparentes pequeñas. Cada contribución de esas personas, representan su medida de fe…En cada bolsa hay diferente cantidad de arroz. Incluso hay una bolsa sin arroz.

Vemos que cada vez que una persona viene al frente y vierte su cantidad de arroz, se va llenando la bolsa grande donde estamos acumulando ese arroz. Cuál es el resultado?, Que al final la bolsa receptora se vuelve muy grande…

A eso es lo que llamaremos hoy: la fe corporativa. La fe del cuerpo de Cristo, la fe de la Iglesia, La fe de la congregación. Es la fe que aporta cada miembro del cuerpo de Cristo de acuerdo a la medida de su fe, para orar e interceder conjuntamente por una causa..

Los que tienen poca fe, o nada se benefician de aquellos que tienen mas fe, y al final todos en su conjunto se convierten en un solo espíritu de fe grande. La fe corporativa, la fe del cuerpo de Cristo.

MORALEJA:

Entonces, para alcanzar nuestros sueños no basta solo con la fe que yo tengo, también es necesario que otros me acompañen en esa fe; LA FE CORPORATIVA. La fe de la congregación. La fe del cuerpo de Cristo en su conjunto.

Esta congregación la Gran Comisión tiene que convertirse en un pueblo que camina en fe, no por vista, llevada al plano de mayor poder e impacto. Al PODER DE LA FE CORPORATIVA.

Aquí todos tenemos que unirnos en el esfuerzo de oración y ayuno que hacemos cada mes, para que aquel sueño, aquella necesidad, aquella petición, aquella fe, sea mas robusta y poderosa para derribar todo muro, para derribar toda adversidad. Para quitar todo obstáculo y poder alcanzar nuestros sueños de sanidad, libertad, superación y progreso.  Por eso dice el Salmo 133:1 y 3

“¡Cuán bueno y cuán agradable es que los hermanos convivan en armonía!
3 Es como el rocío de Hermón que va descendiendo sobre los montes de Sión.
Donde se da esta armonía, el Señor concede bendición y vida eterna”.

EL PODER DEL TESTIMONIO:

Es una fe que se construye con el testimonio de las pequeñas y grandes victorias. Por eso, todos aquí debemos acostumbrarnos a testificar y darle gloria a Dios por lo que hizo Dios, después que este pueblo oró e intercedió por usted.

Porque si oramos e intercedemos, y usted no revela ni confiesa, ni testifica lo que Dios te hizo en esta congregación, como vamos a creer que nuestra fe corporativa si funciona?. Como vamos a desarrollar fidelidad en las oraciones e intercesiones, y fidelidad en pertenecer a esta congregación?

Por eso, cada vez que el Señor te responda algo, por lo cual esta congregación esta orando, tienes que apuntarlo y pedir espacio para venir a testificarlo. Haciendo esto, tu fe y nuestra fe, se hará muy grande.

En la Palabra leemos el milagro del paralítico que se logró gracias a la ayuda de cuatro amigos que abrieron un hoyo en el techo de la casa donde estaba Jesús y lo bajaron por ahí para que Él pudiera sanarlo.
 

Marcos 2:3-12:

3 llegaron cuatro hombres cargando a un paralítico en una camilla.

4 Como no podían llevarlo hasta Jesús debido a la multitud, abrieron un agujero en el techo, encima de donde estaba Jesús. Luego bajaron al hombre en la camilla, justo delante de Jesús.

5 Al ver la fe de ellos, Jesús le dijo al paralítico: «Hijo mío, tus pecados son perdonados».

6 Pero algunos de los maestros de la ley religiosa que estaban allí sentados pensaron:

7 «¿Qué es lo que dice? ¡Es una blasfemia! ¡Sólo Dios puede perdonar pecados!».

8 En ese mismo instante, Jesús supo lo que pensaban, así que les preguntó: «¿Por qué cuestionan eso en su corazón?

9 ¿Qué es más fácil decirle al paralítico: “Tus pecados son perdonados” o “Ponte de pie, toma tu camilla y camina”?

10 Así que les demostraré que el Hijo del Hombre* tiene autoridad en la tierra para perdonar pecados». Entonces Jesús miró al paralítico y dijo:

11 «¡Ponte de pie, toma tu camilla y vete a tu casa!».

12 Y el hombre se levantó de un salto, tomó su camilla y salió caminando entre los espectadores, que habían quedado atónitos. Todos estaban asombrados y alababan a Dios, exclamando: «¡Jamás hemos visto algo así!».

 

Hay personas que no llegarán a Jesús por sí mismas, sino a través de amigos que estén dispuestos a cargarlos. Tu familia llegará a Jesús si haces algo para llevarlos y mejor si te pones de acuerdo con otros amigos y familiares para que te ayuden.

  • Talves aquel paralitico ya había sido desahuciado por los médicos. Y para el no había ninguna esperanza de volver a caminar. Pero cuando escuchó de Jesus, llegó a El una luz de esperanza.

  • Talves El soñaba con esa sanidad, y creía en la sanidad por Jesús.

  • Pero su dilema era, como hago para que El me vea y me toque, si no puedo llegar a El por mis propios medios.

  • Pero en su búsqueda encontró amigos que se dispusieron a llevarlos hasta ese lugar.

  • Talvés para el paralítico no fué fácil permitir que lo llevaran en la camilla.

  • Talvés tuvieron que convencerlo porque los argumentos siempre se presentan:

    • “¿Qué pasa si me botan?

    • ¡Vieron, ni siquiera se puede entrar!…”

  • Pero si de verdad eres amigo, y participas en fortalecer la fe del parlitico le dirias:

    • “¿Qué más te puede pasar?,

    • peor no puedes estar!”.

    • El peor intento es que el que no se hace.

    • La gente no nos deja llegar hasta Jesus, pero sabemos que El esta allí adentro. Busquemos una forma juntos de llegar donde El esta pasando todo obstáculo.

    • Y es cuando se les ocurre la maravillosa idea de romper el tejado de esa casa, y bajarlo desde arriba con la ayuda de unas cuerdas, arriesgando el peligro de que se voltiara y se les fracturara.

 

Así como esos buenos amigos, Tu también puedes ser canal de bendición para otros.

¡Tú puedes ser el instrumento para que alguien más reciba su milagro. Para que alguien reciba su bendición, Para que alguien conquiste sus sueños!

Jesús vio la fé de los amigos del paralítico y lo sanó, es decir que podemos bendecir a alguien más. Unámonos para pedir por la necesidad de otros.

ACTIVEMOS LA FE CORPORATIVA:

Como vamos a activar esa fe corporativa?

  • Ora a solas, pero también en unidad con otros para lograr más en la empresa, en la familia, en la iglesia.

  • Activemos nuestra fe corporativa.

    • Los cuatro amigos del paralítico no eran sacerdotes, profetas o personas eminentes, eran personas sencillas, seguramente trabajadores como muchos otros, pero…

      • Tenían una fé poderosa y

      • Eran personas que se animaron a hacer algo fuera de lo común.

 

LA EFECTIVIDAD DEL EVANGELISMO POR LA FE CORPORATIVA:

Todos aquí tenemos una gran tarea. Todos aquí tenemos un gran compromiso desde que fuimos alcanzados por Jesucristo.. Cuál es esa tarea?. Llevar el mensaje de salvación y hacer discípulos.

Y como vamos a hacer efectiva esa fe corporativa en el evangelismo allá afuera?

A.- Se Manifiesta Públicamente:

La Actitud de los amigos del paralitico nos muestran una Fe Corporativa del Evangelio urbano, que se manifiesta:

  • En la calle,

  • En las casas,

  • En la comunidad.

 

B.- Se Manifiesta A través de Gente Sencilla.

Un Evangelio que no necesita hablarse de forma extraña, con traje o corbata, para que Jesús se manifieste con poder. Basta que cada persona que tiene Fe se una a otra que tiene la misma fe.

C.- El Esfuerzo Conjunto Y Unánime Provoca la Sobrenaturalidad

Es el evangelio corporativo que se comparte con naturalidad para obrar lo sobrenatural a través de milagros, señales y prodigios en todo lugar, por medio del esfuerzo conjunto entre nosotros.

Cuando activamos esa fe corporativa en el evangelismo, vamos a poder ver cosas que no hemos visto porque el Evangelismo que produce la fe corporativa del Señor va a ser escuchado y visto en cada rincón, en cada casa y familia.

D.- El Esfuerzo Conjunto Conecta a La Tierra con El Cielo

Este evangelismo con el Poder de Una Fe Corporativa, nos revela que la tierra y el cielo están ENLAZADOS. Lo que hacemos en la tierra provoca que suceda algo en el cielo. El libro de Apocalipsis dice que la oración de los justos, acá en la tierra, es el incienso en el cielo,

Apoc 8:4 El humo del incienso, mezclado con las oraciones del pueblo santo de Dios, subió hasta la presencia de Dios

Así que podemos enviar cosas al cielo, ¡nuestras oraciones y acciones son poderosas! Por cada pecador que se arrepiente en la tierra, hay una fiesta en el cielo. Arcángeles y querubines cantan cuando alguien invita a un amigo que recibe a Jesús en su corazón.

Lo que hacemos en la tierra provoca la reacción de Dios, por eso debemos amar, favorecer y perdonar, porque los principios bíblicos aseguran que es el Señor quien toma acción en los asuntos que ponemos en Sus manos. Así que debemos atar y desatar en la tierra con amor para que el cielo responda con bendición.

Perdonemos y mantengamos la unidad entre nosotros porque es determinante vivir en armonía, sin contiendas y con humildad, de lo contrario, será imposible fortalecer nuestra fe y pedir con autoridad lo que deseamos que sea realidad en nuestra vida.

Mateo 18:18-20

18 »Les digo la verdad, todo lo que prohíban* en la tierra será prohibido en el cielo, y todo lo que permitan* en la tierra será permitido en el cielo.

19 »También les digo lo siguiente: si dos de ustedes se ponen de acuerdo aquí en la tierra con respecto a cualquier cosa que pidan, mi Padre que está en el cielo lo hará.

Mat 18:20 Pues donde se reúnen dos o tres en mi nombre, yo estoy allí entre ellos.

Jesús aseguró que estaría donde dos o más se congregaran en Su nombre, así que el problema no es que Dios esté donde nos reunamos, sino que lo hagamos con el corazón correcto, sin rencores, con perdón y buena disposición.

 Pongámonos de acuerdo para pedir al Señor, porque la promesa es que veremos Su poder y misericordia si nos unimos, eso es fe corporativa, creer juntos por el milagro de alguien más y por la bendición de todos.

LA CONSTANCIA EN LA FE CORPORATIVA:

  • Para que esta fe corporativa sea efectiva, necesitamos ser constantes en nuestra fidelidad al Señor y a Sus enseñanzas. La inconstancia, la fluctuación o variación reflejan falta de fe, provocan inseguridad y duda.

 

  • Debemos estar firmes, especialmente en nuestras buenas obras. Jesús dice que congregarnos es poderoso, y nos aconseja que no dejemos de hacerlo, ya que unirnos nos ayuda a mantenernos firmes en la fe.

 

Hebreos 10:23-25

23 Mantengámonos firmes sin titubear en la esperanza que afirmamos, porque se puede confiar en que Dios cumplirá su promesa.

24 Pensemos en maneras de motivarnos unos a otros a realizar actos de amor y buenas acciones.

25 Y no dejemos de congregarnos, como lo hacen algunos, sino animémonos unos a otros, sobre todo ahora que el día de su regreso se acerca.

 

  • Ninguna circunstancia debe obstaculizar que nos congreguemos para alabar a Dios y aprender de sus enseñanzas.

  • Demos gracias a Jesús porque a pesar de nuestras debilidades, no se avergüenza de llamarnos hermanos.

Hebreos 2:11-12, asegura

11 Por lo tanto, Jesús y los que él hace santos tienen el mismo Padre. Por esa razón, Jesús no se avergüenza de llamarlos sus hermanos,

12 pues le dijo a Dios: «Anunciaré tu nombre a mis hermanos. Entre tu pueblo reunido te alabaré»*.

 

TESTIMONIO DE UNA FAMILIA VENEZOLANA:

 

  • Es realmente impactante ver el drama de esta numerosa familia Venezolana que enfrentó todas esas adversidades en su travesía por todo el continente americano desde Chile después de salir de Venezuela para poder cumplir su sueño.

  • Las experiencias que ellos detallaron hoy (y talves muchos que podrían contar), son realmente conmovedoras y que por la gracia de Dios, tuvieron un final feliz. No como otros casos, trágicos que nunca pudieron llegar al final porque sufrieron el robo, el abuso o violaciones, el cansancio y el agotamiento hasta la muerte.

  • Verlos hoy ya aquí es realmente una gran conquista. Pero escuche esto:

  •  Lo más importante es ver cómo el Señor, a través de su pueblo, a través del sentimiento de misericordia, de bondad de una congregación. Hicieron posible recibir a toda esta familia, para que todos en su conjunto, ejercitando esa fe corporativa, hicieran posible que hoy ellos pudieran disfrutar de un trabajo, una vivienda, un trasporte propio y educación para sus hijos.

  • Cada aspecto de esas necesidades fueron suplidas una a una a través de un proceso de apoyo permanente en tiempo, dinero, constancia, sacrificio. Porque satisfacer cada necesidad tiene un proceso, cada cosa presenta obstáculos. Sobre todo la consecución de vivienda, en donde solo la mano de Dios pudo resolverlo. El Señor nos iluminó en ideas, cuando todo parecía imposible. Fueron muchas puertas cerradas cuando se aplicó para vivienda y sobre todo el alto costo mensual. Pero aquí nosotros oramos por ellos, aquí nos animamos unos a otros detrás del telón sin que ellos supieran nuestros momentos de frustración. Pero no bajamos los brazos. No murmuramos, sino que nos animamos unos a otros, y el Señor honró nuestra fidelidad. De una forma milagrosa, apareció una vivienda con todas las comodidades para estrenar en donde viven bien a un precio muy cómodo.

  • Otros han llegado talves en la misma situación y han tardado mucho o luchado mucho para vencer la adversidad aquí en este país. Talves ellos no se han aproximado a una Iglesia porque no han sido enseñados a confiar en Dios. Pero estos sabían que si llegaban a una congregación que se moviera en fe, amor, bondad y misericordia, la historia seria mejor para ellos….Y así fue. Dios nos puso la tarea y aceptamos el reto. Porque hemos orado por eso, ser de bendición para nuestro pueblo. Y Dios dijo: aquí les dejo este trabajito para ver que tanto pueden en lo poco, para ponerlos en lo mucho que quieren hacer.

  • Y por esa respuesta nuestra al reto de Dios, hoy ellos pueden contar una historia que nos llena de gozo y alegría. Y sobre todo nos confirma la importancia de vivir y practicar esa fe corporativa de poder.

 

CONCLUSIONES:

  1. Cuan grandioso, poderoso y sobrenatural es ver los resultados de caminar en fe y no por vista, con el poder de una fe congregacional unánime en amor, misericordia, y bondad del cuerpo de Cristo.  Una fe Corporativa de Poder!.

 

2.Es cierto que en medio de todo, muchas veces nos equivocamos; pero el Señor Jesucristo declara que somos parte de Su familia. El nos ama tal como somos, y se congrega con nosotros para recibir la alabanza, la adoración y las peticiones al Padre en su nombre.

 

3.Congregarnos en el nombre de Jesucristo es importantísimo. No descuides esa buena costumbre que debe convertirse en un buen hábito.

 

4.Congrégate todos los domingos sin importar las circunstancias, porque de ello depende tu vida de fe y los resultados que quieres alcanzar en todo sentido.

 

5. a cuentas con quienes has ofendido, perdona las ofensas, fortalece tu fe para acercarte a adorar al Señor y hacer obra poderosa en Su nombre.

 

6.¡Necesitamos practicar una fe urbana, corporativa y de limpio corazón que agrade a Dios y que lo mueva a bendecirnos grandemente!

 

7. Seamos parte de este ejercito de hombres y mujeres que sin egoísmos o intereses personales o motivaciones equivocadas buscan obedecer a Dios, haciendo que el Evangelio de salvación y de misericordia del Señor sea visible en toda la tierra.

PONTE DE PIE Y ORA CONMIGO REPITIENDO LO SIGUIENTE:

Amado Padre Celestial, Bendecimos hoy tu Santo Nombre, rey soberano del Universo. Cuan grande es tu nombre en toda la tierra. Te pedimos perdón por todas nuestras faltas, y te damos gracias por hacerme parte de esta congregación, porque juntos podemos lograr proezas en Tu nombre.  En éste día,

  1. Nos comprometemos oh Señor a:

    1. Estar unidos, a

    2. Procurar la santidad alejados de toda practica de pecado,

    3. A estudiar y obedecer Tu Santa Palabra, y

    4. A ponernos a tu servicio para evangelizar a Otros.

  2. Rogamos por:

  1. Nuestra sanidad Física y espiritual,

  2. Nuestra Unidad Familiar, y

  3. Y la necesidad de un gran avivamiento espiritual en nuestra casa y mi Congregación La Gran Comisión (LGC).

  1. Me uno hoy a esta Fe  de tu pueblo para interceder Por:

    1. Necesidades en  nuestra Casa:____________________________________________________

    2.  Necesidades en nuestra Congregación (LGC) por________________________________

    3. Necesidades en nuestro País: _____________________________________________________

    4. Para que haya Paz de Israel, y en Jerusalén, su eterna capital.

 

  1. En el nombre de Jesucristo, reprendemos y echamos fuera todo espíritu de:

    1. Lujuria

    2. Vanidad

    3. Orgullo

    4. Murmuración

    5. División y

    6. Muerte.

 

  1. Declaramos en el nombre de Jesucristo que en mi casa y en nuestra congregación:

    1. No hay más pobreza,

    2. No hay más enfermedad, ni fracaso porque viene:

      1. Tu bendición y el

      2. Bienestar total para todos

 

  1. Damos gracias porque creemos que Tú:

    • Nos Provees para todas nuestras necesidades y Tú

    • Nos das la paz que necesitamos.

Oramos todo esto,

En el nombre poderoso de nuestro amado Señor Jesucristo de Nazareth. Amén!

DINAMICA:

  • Nos reunimos en grupos de 3 o 4 personas y vamos a orar los unos por los otros de acuerdo a nuestras necesidades.

  • Empiecen orando conjuntamente y nuevamente la oración que aprendimos hoy.

  • Cada día y durante 7 días a partir de hoy orará ésta misma oración de rodillas y junto a otra persona de todo corazón.

 

CANTO DE MINISTRACION: HAY VICTORIA  https://youtu.be/9Dnei6Eb9-U