La biblia es el tesoro mas preciado

Carlos Ospinal

00:00 / 1:11:17

INTRODUCCION:

Si usted es una persona nueva en el conocimiento de la doctrina cristiana, ya sea porque nunca asistió a una iglesia en su país, o porque asistió de vez en cuando en su país, se ha preguntado usted alguna vez, porqué se congrega en esta iglesia de doctrina cristiana y no en una mezquita musulmana.

O porque no asiste a una congregación judía, o una congregación mormona?...

Espero que no sea como aquella pregunta del famoso dicho: “Para donde va Vicente?. Para donde va la gente”.

Esta semana vi un video de una estampida que se produjo en un restaurante, porque unas personas bromistas, se pusieron de acuerdo en salir corriendo. El restaurante estaba lleno, y todo el mundo salió corriendo sin saber porque. El restaurante se quedo vacio. Se trataba de una broma..

Eso pasa hoy en día con la gente que viene a las Iglesias. Vienen porque han oído acerca de Dios, pero no saben quién es Dios. Han oído hablar de Jesucristo, pero no saben quién es Jesucristo. Han oído hablar del Espíritu Santo, pero no saben quién es el Espíritu Santo.

De donde salieron todas esas enseñanzas?. Porqué para nosotros en Occidente es tan normal venir a una Iglesia pero en países no cristianos, ir a una Iglesia no es normal?. De hecho es mas bien algo anormal. E incluso es perseguido, o es causal para ir a la cárcel o morir. Porque en países como la India por ejemplo, no creen en un solo Dios. Ellos creen en varios dioses. Es decir ellos son politeístas. En cambio nosotros somo monoteístas. Es decir, creemos que no hay sino un solo Dios, creador de todo, No creemos que hayan varios dioses. De hecho, para nosotros es pecado creer en otros dioses. Para ellos es al contrario.

O en el caso de los Judíos y musulmanes, ellos son monoteístas, pero no creen en Jesucristo como Salvador. Por eso ellos nos critican. E Incluso, para los musulmanes nosotros somos gente que debe morir porque no creemos en su profeta Mahoma en lugar de Jesucristo.

Pues bien, si usted no lo sabe, se lo cuento hoy. Nosotros venimos a este lugar y veneramos al Padre, único Dios verdadero y en Jesucristo su hijo, engendrado por el Espíritu Santo, por una simple razón: Porque creemos en el relato escrito en un libro, al que nosotros llamamos: La sagrada biblia.

Hoy hablaremos justamente de eso: De la Biblia como el Tesoro más preciado.

DESARROLLO:

Cuando hablamos de la palabra tesoro, nos referimos a algo de gran precio. Algo de mucho valor. Si alguien se encuentra en el patio de su casa un tesoro, un cofre lleno de monedas de oro, podría volverse muy rico. En el libro de proverbios capítulos 2 y 3 dice que el conocimiento de la palabra de Dios, es más preciado que un tesoro escondido de plata (o de oro). Por eso decimos que la biblia es el tesoro más preciado.

Leamos en:

Salmo 19:7  La *ley del Señor es perfecta: infunde nuevo *aliento. El mandato del Señor es digno de confianza:  da sabiduría al *sencillo. Los preceptos del Señor son rectos:  traen alegría al *corazón.  El mandamiento del Señor es claro:  da luz a los ojos. 9  El temor del Señor es puro:  permanece para siempre.  Las sentencias del Señor son verdaderas:  todas ellas son justas. 10  Son más deseables que el oro,  más que mucho oro refinado;  son más dulces que la miel,  la miel que destila del panal.14 Sean,  pues,  aceptables ante ti mis palabras y mis pensamientos,  oh Señor,  *roca mía y redentor mío.

Pensemos:

Este Salmo se refiere a la biblia como “la ley perfecta de Dios. El mandato digno de confianza que da sabiduría al sencillo. Sus enseñanzas más valiosas y deseables que el oro refinado, y más dulce que la miel”. La Biblia es la palabra de Dios.

 

Para el rey David, autor de esta escritura, la Palabra de Dios representaba el libro de los libros, el consejo más sabio, la luz más clara que alumbraba, el agua más limpia para lavarse, el pan más delicioso para saciarse, y la alegría de su vida.

Por eso allí David, describe a la biblia como la fuente principal de sabiduría. Para El, no existe nada de igual precio, nada es más reconfortante, más que el “mucho oro refinado” preciado y dulce más que la miel “la miel que destila del panal”.

En efecto, la palabra de Dios, no es un libro de moralidad, ética y buenos consejos solamente, sino que contiene los mandamientos y ordenanzas que Dios a determinado para que los hombres puedan vivir como el manda aqui en esta tierra.

No le pertenecen a Pedro o a Pablo sus escritos, ni tampoco los cánticos de los salmos le pertenecen a David, sino que el Espíritu Santo fue quien trajo la inspiración a los escritores para plasmar el mensaje de Dios, es por eso que la enseñanza de Dios es Perfecta, por eso es la única que tiene el poder de Dios para cambiar la vida de los hombres.

Hablemos un poco ahora sobre las características escriturales de este maravilloso libro, de donde aprendemos acerca del Dios, de Jesucristo y del Espíritu Santo..

La Biblia (del latín biblĭa, y este del griego βιβλία biblía, «libros»)1​ es un conjunto de libros canónicos que en el judaísmo y el cristianismo se consideran producto de inspiración divina y un reflejo o registro de la relación entre Dios y la humanidad.

Etimología

La palabra Biblia procede, a través del latín biblĭa, de la expresión griega τὰ βιβλία τὰ ἅγια (ta biblía ta hágia; ‘los libros sagrados’), acuñada por primera vez en el deuterocanónico 1 Macabeos 12:9,10​ donde βιβλία es el plural de βιβλίον (biblíon, papiroo rolloy, por extensión, ‘libro).11 Se cree que este nombre nació como diminutivo del nombre de la ciudad de Biblos (Βύβλος, Býblos), importante mercado de papiros de la antigüedad.12

 

El Antiguo Testamento (AT) es la primera parte de la Biblia cristiana. La segunda parte de la Biblia cristiana es el Nuevo Testamento. El Antiguo Testamento se compone del Pentateuco, y otras series de libros históricos, sapienciales y proféticos. En total se numeran en el Antiguo Testamento 39 libros en la versión protestante, 46 libros en la versión de la Iglesia católica y 51 libros en la de la Iglesia ortodoxa.

La biblia en su contexto general nos habla acerca del origen del hombre, su presente y su destino eterno. Nos muestra el carácter de Dios, en su amor su misericordia y su justicia. Nos habla de la historia de la caída del hombre por el pecado, y del plan de redención por medio de Jesucristo. La biblia contiene mandamientos y promesas que todo hombre debe conocer.

VERSIONES:

  • Reina Valera 1960 (RV60)

  • Nueva Version Internacional (NVI) del año 2000. Usa lenguage mas moderno y elimina la palabra Jehová, usa Señor en su lugar. Que es Adonay en Hebreo)

  • Nueva Traduccion Viviente  (NTV) del año 2010.

  • Reina Valera del 2015 (RV2015) (mantiene el estilo de la reina valera del 1960 pero el español de España y elimina la palabra Jehova por SEÑOR.

 

La biblia es el manual de vida del cristiano. El cual todos tenemos la obligación de conocer, leer, aprender y obedecer.

La razón por la cual mucha gente anda perdida en sus propios razonamientos y huecas filosofías, es porque no  conocen al Dios de la biblia, ni sus ordenanzas, y promesas.

La causa por la cual, mucha gente anda perdida sin esperanza, es porque no conocen al Dios de la biblia.

Dice la biblia en

Oseas 4:6

6 “Mi pueblo es destruido porque carece de conocimiento. (RV-2015)

Mucha gente muere y va directo al infierno porque no tuvieron la oportunidad, o no quisieron saber nada de la biblia. Se hicieron ateos, e incrédulos acerca de este mensaje de Dios para la humanidad.

De ahí la importancia del tema que estamos tratando el día de hoy.

No podemos quedar aquí toda la tarde explicando a profundidad como se juntaron los libros, quienes escribieron la biblia, pero por razón de tiempo, solo vamos a ir rápido en resumen con lo mas relevante acerca de la biblia. Y para eso quiero que me acompañen a ver este video:

Qué se la biblia? https://youtu.be/KmHwTtgrd7I

Este video dice:

Sesenta y seis diferentes libros forman la Biblia. Éstos incluyen libros sobre la ley, tales como Levítico y Deuteronomio; libros históricos, tales como Esdras y Hechos; libros de poesía, tales como Salmos y Eclesiastés; libros de profecía, como Isaías y Apocalipsis; biografías, como Mateo y Juan; y epístolas (cartas formales) como Tito y Hebreos.

Los Autores

Cerca de 40 diferentes autores humanos contribuyeron para su formación, escrita dentro de un período aproximado de 1,500 años. Los autores fueron reyes, pescadores, sacerdotes, oficiales gubernamentales, granjeros, pastores y doctores. Toda esta diversidad converge en una increíble unidad, con temas comunes entrelazados a través de toda ella.

La unidad de la Biblia se debe al hecho de que, finalmente, tiene un Autor: Dios Mismo. La Biblia es “Inspirada por Dios” (2 Timoteo 3:16). Los autores humanos escribieron exactamente lo que Dios quiso que escribieran, y el resultado fue la perfecta y santa Palabra de Dios (Salmo 12:6; 2 Pedro 1:21).

2a Pedro 1:21 (RV-2015)

21 porque jamás fue traída la profecía por voluntad humana; al contrario, los hombres hablaron de parte de Dios siendo inspirados por el Espíritu Santo.


Las Divisiones

La Biblia está dividida en dos partes principales: El Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. En resumen, el Antiguo Testamento es la historia de una Nación, y el Nuevo Testamento es la historia de un Hombre. La Nación fue la manera en que Dios trajo al Hombre al mundo.



El Antiguo Testamento describe la fundación y preservación de la nación de Israel. Dios prometió utilizar a Israel para bendecir al mundo entero (Génesis 12:2-3). Una vez que Israel fue establecida como una nación, Dios levantó a una familia de entre esa nación a través de la cual vendrían las bendiciones: la familia de David (Salmos 89:3-4). Entonces, de la familia de David fue prometido un Hombre quien traería la bendición prometida (Isaías 11:1-10).

El Nuevo Testamento detalla la venida del Hombre prometido. Su nombre fue Jesús, y Él cumplió las profecías del Antiguo Testamento, porque vivió una vida perfecta, murió para convertirse en el Salvador, y resucitó de entre los muertos.

 

Porque le llamamos Antiguo y nuevo testamento a las dos grandes divisiones de la biblia?.

Esta division hace referencia a los dos pactos de Dios con el hombre. El primer pacto lo hizo Dios con Moisés en el monte Sinai luego de sacar a los hebreos de 400 años de esclavitud en Egipto. Esto ocurrió varios siglos antes del nacimiento de Jesucristo, cuando la salvación del castigo eterno, se ganaba através del derramamiento de sangre de animales, en favor del pecado del pueblo por medio de un sacerdote levita. Y el nuevo pacto, nos habla acerca de la salvación se gana atraves de la sangre de Jesucristo.

Hebreos 9:1  Ahora bien,  el primer pacto tenía sus normas para el culto,  y un santuario terrenal.

9:7  Pero en la segunda parte entra únicamente el sumo sacerdote,  y sólo una vez al año,  provisto siempre de sangre que ofrece por sí mismo y por los pecados de ignorancia cometidos por el pueblo.

9:11  Cristo,  por el contrario,  al presentarse como sumo sacerdote de los bienes definitivos* en el tabernáculo más excelente y perfecto,  no hecho por manos humanas  (es decir,  que no es de esta creación),

9:12  entró una sola vez y para siempre en el Lugar Santísimo.  No lo hizo con sangre de machos cabríos y becerros,  sino con su propia sangre,  logrando así un rescate eterno.

Entonces ya tenemos claro, del porque de esas dos grandes divisiones de la biblia:

Ya sabemos Antiguo Pacto, antes de Cristo. Nuevo pacto, nuevo testamento después de Jesucristo.

Siendo Jesucristo, el autor de la salvación, entendemos ahora porqué El, es el personaje principal de toda la biblia. Porque desde el Genesis, ya se venía hablando de Jesucristo proféticamente. Como dice:

Juan 5:46 (RV-2015)

46 Porque si ustedes creyeran a Moisés, me creerían a mí; pues él escribió de mí (Dijo Jesús).

Jesús es entonces el carácter central en la Biblia – en realidad todo la biblia habla acerca de Él. El Antiguo Testamento predijo Su venida y preparó el escenario para Su entrada al mundo. El Nuevo Testamento describe Su venida y Su obra para traer salvación a nuestro mundo pecador.

Jesús es más que una figura histórica; de hecho, Él es más que un hombre. Él es Dios hecho carne, y Su venida fue el evento más importante en la historia del mundo. Dios Mismo se hizo hombre para darnos una clara y entendible imagen de lo que Él es. ¿Cómo es Dios? Dios es como Jesús; Jesús es Dios en forma humana (Juan 1:14; 14:9).

El Poder Sanador de la Biblia:

Una de las características Importantes para el ser Humano, es que la biblia es palabra viva que sana nuestras dolencias.

Salmos 107:20  Envió su palabra, y los sanó, Y los libró de su ruina.

 

Muchos cometen el error de ignorar en las creencias de sanación, la importancia de la medicina de Dios, Su Palabra. Ellos dicen: “Yo creo en la sanación”, pero en la práctica solo creen en lo que puede hacer el médico o la medicina que ellos les formulan, antes que en el poder sanador de la Palabra de Dios. ¿Cuánto bien puede hacer una medicina por nosotros si no la tomamos?. Y cuanto puede hacer el poder sanador de la palabra si no la valoramos?.

La Palabra de Dios, la biblia, es la medicina de Dios; es un factor sanador, al igual que la medicina natural es un factor curativo o catalizador. En otras palabras, la medicina en sí misma contiene la capacidad de producir curación. Innatamente dentro de La Palabra de Dios está la capacidad, la vida, la habilidad y la naturaleza para traer sanación a tu cuerpo.

Entonces, ¿cómo la tomas? Es solo cuando la Palabra de Dios se arraiga en tu corazón y se quede allí para que produzca sanidad en tu cuerpo. El solo conocimiento mental no lo hará. Las Escrituras deben penetrar en tu mente y corazón a través de la meditación, leyéndola, escuchándola, reflexionando en ella y dando vueltas una y otra vez en tu mente, para producir sanidad en tu cuerpo. Y una vez que la Palabra realmente penetre tu corazón, puede traer salud a toda tu carne. Hoy permite que la Palabra de Dios penetre profundamente en tu corazón.

Recapitulemos:

Que es la biblia? https://youtu.be/mvFEsPDBItQ

 

Este video dice:

  • La Biblia es la revelación de Dios a la humanidad.

  • Su autor es Dios mismo.

  • Su verdadero intérprete es el Espiritu Santo y su tema central es Jesucristo.

  • Fue creada en un periodo de 1600 años y

  • fue escrita por cerca de 40 escritores inspirados por el Espiritu Santo.

 

La Biblia contiene 66 libros:

  • 39 en el antiguo testamento

  • 27 en el nuevo testamento.

 

La Biblia ha dividido la historia en dos:

AC  (Antes de Cristo) y

DC (Después de Cristo).

      Los lenguajes originales:

  • Del antiguo testamento son el Hebreo y el Arameo, y

  • El nuevo testamento se escribió en griego.

 

  • La santa Biblia se ha traducido aproximadamente a más de dos mil noventa y dos lenguas y dialectos.

  • La Biblia es el libro más vendido en todo el mundo y a la misma vez el más robado.

 

En la Biblia encontramos:

  • La mente de Dios,

  • El estado espiritual del hombre.

  • El camino hacia la salvación.

  • El destino eterno del pecador,

  • La libertad y gozo de los creyentes.

 

  • Su doctrina es santa,

  • Su mensaje es divino,

  • Sus historias son reales y

  • Su palabra inmutable,

 

  • Léela para obtener sabiduría.

  • Créela para ser salvo.

  • Practicala para ser santo.

 

 

 

Contiene:

  • Luz para dirigirnos,

  • Alimento para fortalecernos,

  • Aliento para consolarnos.

 

La Biblia es:

  • El mapa para el perdido,

  • El compás del piloto,

  • la espada del soldado,

  • los estatutos para el Cristiano.

 

En ella el pecador

  • Es restaurado,

  • Es rescatado de las llamas del infierno, y

  • Da esperanza de salvación por la eternidad.

 

Jesucristo es:

  • Su tema principal.

  • Salvar al mundo su objetivo,

  • llevarnos a la gloria de Dios su propósito.

 

Ella:

  • Alimenta nuestra mente,

  • Reina en nuestros corazones y

  • Guía nuestros caminos.

  • Léela cuidadosamente, frecuentemente con fé, en oración.

 

 

La Biblia es:

  • Una mina de tesoros,

  • Saludable para el alma.

  • Da la verdadera felicidad al hombre.

  • Nos enseña las más altas responsabilidades.

  • Nos comisióna el trabajo más grande.

  • Nos revela el mensaje más sagrado.

 

 

Leela, Aprendela, vivela, compártela.

 

 

Resumen:

Fue escrita en un periodo de 1600 años por cerca de 40 escritores, inspirados por el Espíritu Santo. En la biblia encontramos, la mente de Dios, el estado espiritual del hombre, el camino hacia la salvación, el destino eterno del pecador, la libertad y gozo de los creyentes. Su doctrina es santa, su mensaje es divino, sus historias son reales. Su palabra es inmutable.

 

Contiene luz para dirigirnos, alimento para fortalecernos, aliento para consolarnos. La biblia es el mapa para el perdido, la brújula para el navegante, la espada del guerrero, la norma de vida para el cristiano. En ella el pecador es restaurado y es rescatado de las llamas del infierno, y brinda esperanza de salvación por la eternidad. El Señor Jesucristo es su tema principal de principio a fin. Léela para obtener sabiduría, créela para ser salvo, practicala para ser santo y ante todo compártela para que otros también se beneficien de ella.

Y una parte muy importante para finalizar:

Y es que nosotros vivimos por Fe y no por vista….Como aprendimos en una enseñanza pasada. Pero no es una fe ciega. Es una fe en Dios por su palabra.

Mientras mas leemos la palabra, mas fe tenemos en Dios y en sus promesas, para enfrentar nuestra vida.

La Palabra de Dios Nutre nuestra Fe

Mar 4:26   Jesús continuó:  "El reino de Dios se parece a quien esparce semilla en la tierra. 27 Sin que éste sepa cómo, y ya sea que duerma o esté despierto, día y noche brota y crece la semilla. 28   La tierra da fruto por sí sola; primero el tallo, luego la espiga,  y después el grano lleno en la espiga. 29   Tan pronto como el grano está maduro, se le mete la hoz, pues ha llegado el tiempo de la cosecha."

 

A pesar de ser una parábola corta, ésta ilustración del Señor Jesús nos brinda una importante enseñanza acerca del significado de la fe. Al leer el pasaje podemos observar que el hombre que cultiva tiene la tarea de echar la semilla en la tierra y esperar que ella misma desarrolle su crecimiento, sin que éste sepa nada de lo que ocurre en ese proceso. Se trata más de la interacción íntima entre la tierra y la semilla cultivada que de cualquier acción que pueda llegar a realizar el hombre que está sembrando.

De la misma manera en que el granjero, tiene muy poco control sobre lo que pudiera ocurrir con la semilla una vez puesta en tierra, podemos sentir nosotros en algún momento, que no tenemos control sobre acontecimientos que se presentan o se presentarán en nuestra vida cuando se siembra la palabra de Dios; y allí la importancia de cultivar una sólida fe a través de la oración y la meditación diaria.

La fe se trata de eso. Cada día, Dios haciéndose presente en nuestras vidas a través de su palabra, ya sea leyéndola, escuchando una alabanza, haciendo parte de un grupo de estudio bíblico en la semana, Leyendo o escuchando un devocional como éste de hoy, participando en las reuniones dominicales, sirviendo en un retiro de sanidad espiritual, etc. Poco a poco, esa semilla de la palabra comienza a desarrollarse en nosotros, moldeándonos, cambiándonos, sin saber nosotros en que momentos lo hace o como lo hace, es decir, como el granjero, teniendo muy poco control sobre el proceso.

Lo grandioso de cultivar nuestra fe en el Señor, es comprender el gran interés y la dedicación que ÉL tiene por nosotros. Y así como la tierra provee para el crecimiento de la semilla, el Espíritu Santo de Dios lucha constantemente por hacer que la palabra de Dios, la biblia, nos nutra haciéndonos sus discípulos para llegar a producir frutos dignos de arrepentimiento.

Oremos,

Amado Padre Celestial, tu eres nuestra roca y nuestro redentor. Eres la fuente de la sabiduría que necesitamos para vivir nuestra vida. Queremos saciarnos de tu palabra para conocerte más, amarte más y obedecerte mas. Queremos llenarnos de ella para cumplir tu propósito y de esta forma honrar el maravilloso privilegio de tenerte en el centro de nuestra vida. Te agradecemos por dejarnos tu Santa Palabra de la cual podemos encontrar el camino de la salvación.  elijo hoy meditar en Tu Palabra sanadora. Con Tu Palabra en lo profundo de mi corazón, sé que Tu sanación llenará mi cuerpo. ayúdame cada día a hacer de ella  la guía de mi vida. Dame la sabiduría para que mis acciones reflejen el aprendizaje que a partir de su estudio he tomado, de tal manera que pueda caminar cada día, cercano a Tí. Tú que eres el forjador de mi fe, continúa nutriéndome y cultivando en mí, el carácter de una persona que te obedece y te ama, y que ama a los demás. Ayúdame a no desconectarme de ti, que eres fuente de vida. No permitas que los afanes de esta vida ni el desánimo, me aísle de mis hermanos ni de la congregación en donde tu me has plantado para alimentarme semana a semana y crecer asi la semilla de mi fe por el poder  de tu palabra, el Tesoro más preciado que has dejado para nosotros.

 

En Jesucristo el Señor, Amén.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ministración

Tu Palabra:  https://youtu.be/iEyV_9UUOnI?list=RDiEyV_9UUOnI

  • Referencias: